HISTORIA​

En la Fundación el Sueño de Cheché somos una entidad sin ánimo de lucro (ESAL) con la que buscamos dar apoyo psicológico, jurídico, emocional y económico a los niños y adolescentes que padecen algún tipo de patología oncológica (cáncer) y a sus familias. Como fundación, nuestro objetivo es crear y garantizar un entorno favorable para la oportuna atención y cuidado de los niños y adolescentes durante y después de su tratamiento, así como velar por el respeto a sus derechos.


Esta condición la vivimos como familia, durante el tratamiento realizado a nuestro hermano y tío Miltón José Conde Mesa “Cheché” (Q.E.P.D) en el período comprendido entre los años 1981 y 1982. Con Cheché por múltiples razones no se alcanzó el objetivo médico propuesto; inocente niño que falleció a la edad de tres años y medio.

En el año 2010, nuevamente se presentó en la familia la patología denominada Leucemia Linfoide Aguda (LLA), esta vez en persona de nuestro hijo y hermano Javier Alejandro Conde Ocampo (a la edad de cinco años). A diferencia de Cheché, Javier Alejandro ha contado con las facilidades, servicios y atención médica necesarios para ser tratarlo de acuerdo a los protocolos existentes. Esto nos ha permitido, gracias al Todopoderoso, que Javier Alejandro actualmente se encuentre en fase de remisión; y con la ayuda de DIOS, seguimos adelante.

Estas experiencias cercanas que hemos vivido, nos han motivado –con base en la unión familiar- a proponernos brindar mejores oportunidades y condiciones dignas de servicio a los niños, niñas y adolescentes de Boyacá (nuestro bello departamento, uno de los más afectados por este tipo de patologías a nivel nacional) y del país que requieran el apoyo necesario. Todo con el fin de poder llevar una luz de esperanza a nuestros niños diagnosticados con cáncer y a sus familias.

MISIÓN​
VISIÓN​

Brindar apoyo y acompañamiento a niños, niñas y adolescentes con diagnósticos oncológicos, y a sus familias. Esto con el propósito de facilitar y garantizar el goce de sus derechos, mientras se brinda un ambiente propicio con mejores perspectivas de recuperación y mejor calidad de vida durante y después de su respectivo tratamiento.​

Para el año 2020 ser reconocidos a nivel nacional e internacional como una entidad sin ánimo de lucro (ESAL) que presta un servicio integral a niños, niñas y adolescentes según dicta nuestra misión. Asimismo, gozar de autonomía administrativa, económica y financiera que permita el correcto desarrollo de nuestro objeto misional. Tener un hogar de paso propio y crear una marca solidaria, con cobertura a nivel nacional e internacional.​